Los navegadores de internet andan actualizándose cada dos por tres. A veces son grandes cambios visibles en el diseño o nuevas funcionalidades para facilitar tareas de nuestro día a día. Otras veces son pequeños cambios de fontanería invisibles para nuestros ojos, que tienen la intención de resolver algún error puntual o mejorar la seguridad...

Trabajos realizados